Inicio

EPOCA PREHISPANICA
PRIMEROS POBLADORES DEL QUINDÍO

En el territorio comprendido entre los ríos Arma y la Vieja, los estudiosos del período prehispánico han podido establecer la existencia de una zona con unas características afines en cuanto a pobladores aborígenes, costumbres, dialectos, etc., en lo que hoy constituyen los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío (gran Caldas anteriormente), influenciados por la cuenca del rió Cauca.

Este territorio ha recibido con el tiempo el nombre de cultura Quimbaya, pero expresan especialistas como el antropólogo Luis Duque Gómez en su excelente libro “Los Quimbayas”, editado por la imprenta Nacional, que este término de cultura no es apropiado por las distintas influencias recibidas por este sector, por ser desde esos años precolombinos un paso para el comercio y las actividades guerreras y administrativas de tribus distintas a los quimbayas, quienes en últimas fueron descendientes de los Caribes, Chibchas y otras grandes comunidades que influyeron sobre los habitantes de la región conocida en nuestros días como departamento del Quindío.

Los Quimbayas fueron invasores de este territorio que ocupaban los quindíos, quienes eran agricultores que fueron desplazados por orfebres, tejedores y trabajadores de la cerámica Quimbaya.  La tribu Quimbaya con violencia se apoderaron de esta zona y casi exterminaron a los habitantes originales y lograron consolidar una comunidad organizada que encontraron establecida debidamente los primeros españoles que llegaron a la región aproximadamente a mediados del siglo XVI (1540), año de fundación de Cartago antiguo.

El territorio Quimbaya ha sido estudiado por varios autores entre otros los cronistas españoles Juan de Castellanos, Pedro Cieza de León, Pedro Simón, Jorge Robledo y Sebastián de Belalcázar y escritores modernos como Luis Duque Gómez, Paul Rivet, etc.

 

VESTIGIOS PREHISPÁNICOS
EN LA REGIÓN DEL QUINDÍO

La guaquería ha tenido dos temporadas de éxito en el territorio de lo que hoy es Colombia: la primera fue en los años de inicio de la conquista hispánica en la Sierra Nevada de Santamaría y la segunda en la región de los quimbayas en la colonización antioqueña a mediados del siglo XIX en adelante.

Esta segunda oleada de exploraciones arqueológicas dejaron al descubierto vestigios prehispánicos que nos permiten conocer las comunidades que habitaron esta región de los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío: hallazgos de objetos de oro, cerámica y piedra, piezas óseas y algunas pequeñas muestras de tejidos que por el clima poco se conservaron, dan a conocer que la “cultura Quimbaya” se estableció luego de invadir el territorio y desalojar a los aborígenes Quindíos.

Las guacas muestran que los quimbayas eran excelentes orfebres, procesaban la cerámica y realizaban buenos tejidos, lo que se demuestra por la gran cantidad de volantes de uso utilizados para pintar las telas.  El oro de los quimbayas era traído de otras zonas donde abundaba y cambiado por sal, tejidos y otros artículos de comercio.

Los Quindíos, los Pijaos, los Armas, Ansermas y otras tribus convivían y combatían en un amplio territorio que era a la vez corredor y paso de otras culturas que los influyeron en forma notable de norte a sur de América.

Los nativos del Quindío fueron exterminados por los conquistadores ibéricos y sus guerras intestinas entre caciques de origen caribe que practicaron el canibalismo, permaneciendo en la regíos desabitada por más de doscientos años y sólo tocada por algunos viajeros que recorrieron el camino del Quindío